¿Cualquier tiempo pasado fue mejor?

 

 

Se suele decir que cualquier tiempo pasado fue mejor.

Quizás es porque nos aferramos a los buenos recuerdos de las épocas pasadas y nos olvidamos de los malos momentos. Es una táctica de supervivencia. Y personificamos esos recuerdos en productos o en la imagen que tenemos de ellos.

El tiempo presente, con su oscuridad y su crisis, en el futuro también nos parecerá que tuvo su encanto, y a veces, incluso, llegaremos a echarlo de menos. Cosas, sitios, personas… incluso ciudades en las que no hemos vivido.

¿Pero cuánto es real y cuánto imaginario? ¿Recordamos las cosas como son o como nos gustaría que hubiesen sido?

Por ejemplo, los mitificados años 80: con su inocencia, sus dibujos animados, su Verano Azul o su Bola de Cristal, también fue una época de profunda crisis económica marcada por la reconversión industrial, los atentados terroristas o la inestabilidad democrática. ¿Vivir día a día en los ochenta fue tan idílico como lo recordamos? Puede que para los que fuimos niños sí, pero para los que eran padres no tanto.

 

Desde que pudo recordar, muchos de mis recuerdos se asocian a una taza de colacao caliente. Un momento de nostalgia… anuncio antiguo de ColaCao.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s